Bicicleta UY, el proyecto que busca ampliar las fronteras del ciclismo

job

Colaborador
Publicado por diario El País el 24 de abril ppdo.

Bicicleta UY, el proyecto que busca ampliar las fronteras del ciclismo
Una iniciativa inclusiva para que todos anden en bicicleta.







Andrés Amodio circula por Montevideo en bicicleta desde hace unos seis años. Foto: Sabrina Srur

Andrés Amodio circula por Montevideo en bicicleta desde hace unos seis años. Foto: Sabrina Srur

Hay mucha gente que puede andar en bici y no lo está haciendo”, asegura Andrés Amodio (34), diseñador y director de Atolón de Mororoa y creador de la cuenta de Instagram que retrata a los ciclistas montevideanos, @Bicicleta.UY.

Su proyecto, que busca incentivar a nuevos ciclistas, tiene ya un año y ha contado las historias de decenas de personas que circulan por las calles de Montevideo: “Arranqué hace unos cinco o seis años a andar en bici y me pareció que era muy tarde. Me hubiera gustado aprovecharlo antes. Entonces tomé como referencia lo que hace Humans of New York y lo apliqué a la bici para contagiar su uso”, explicó Amodio a El País.

Al principio contó las historias de sus conocidos, luego se animó a parar a otros ciclistas y preguntarles sobre el uso que le dan a la bici y su historia. Esos relatos están reflejados en su cuenta de Instagram: hombres o mujeres; uruguayos o extranjeros; jóvenes y no tanto.

El diseñador contó que “a medida que el proyecto fue creciendo las personas se sumaron, aportando ideas, artículos, información y diferentes formas de usar la bici”. Así fue que un seguidor le compartió la historia del danés Ole Kassow.

“Un chico me mandó una charla TED en la que Kassow contaba su proyecto, Cycling without age (Ciclismo sin edad) que es una guía para andar en bici”, explicó Amodio.

Kassow, que vive en Dinamarca, donde el tema del ciclismo está más desarrollado, recorría su ciudad en bicicleta. “Siempre se cruzaba con un anciano y así surgió la idea de alquilar la bici y sacarlo a pasear usando unas bicicletas eléctricas alquiladas que tenían adelante una especie de sillón”, contó.

La historia del emprendedor danés sirvió de inspiración para el diseñador, que con la ayuda de sus seguidores comenzó a ver cómo un proyecto similar podría adaptarse a Uruguay.
El modelo es un triciclo con una plataforma que permite asegurar una silla de ruedas. Foto: Cortesía Lester Bikes

El modelo es un triciclo con una plataforma que permite asegurar una silla de ruedas. Foto: Cortesía Lester Bikes

Inclusión.
Amodio descubrió que en Argentina, Lester Bikes hacía unos triciclos con diferentes adaptaciones para llevar carga. Y entre ellos apareció uno capaz de transportar una silla de ruedas.

“Con 800 dólares se compra una de las bicis, me pareció que era accesible y se me ocurrió hacer la serigrafía a modo de recaudar dinero”, explicó.

“Mi compañero en el estudio de diseño hizo la ilustración. Con Alfonsina Almandós -encargada de Cande Down Side Up- habíamos trabajado cuando ilustré el libro “Rompemitos”. Ella siempre quiso destinar lo recaudado a la inclusión. Y cuando le conté de este proyecto, decidió que parte del dinero fuera utilizado para imprimir las serigrafías”, aseguró.

Las serigrafías se vendieron -y continúan vendiéndose- por $ 500 en diferentes cafés y bicicleterías de Montevideo. “Se fue dando y la respuesta fue superbuena. Lo largué un sábado y en ese fin de semana vendí casi todas las primeras 50 serigrafías que había hecho. Me puse a hacer más porque estaba llegando a la primera bici”, detalló.

“Cuando llegamos al 100% de una bicicleta le pregunté a los seguidores qué les parecía si intentábamos llegar a un segundo vehículo”.

El objetivo ya está cumplido, únicamente falta el dinero de los pasajes para ir a buscarlas.
Amodio contó que cuando se contactó con Lester Bikes, ellos se sintieron cercanos al proyecto e incluso colaboraron tomando serigrafías a modo de pago: “Me contaron que en su fábrica trabajan con personas con alguna discapacidad. El tema fue cerrando y nos encontramos en la misma sintonía”, agregó.

“Las bicicletas van a ser usadas para salidas recreativas con personas que estén con alguna condición que no les permita andar en bici”, indicó.

Cada bici es creada especialmente en Buenos Aires y adaptada para distintas cargas. Foto: Cortesía Lester Bikes

Cada bici es creada especialmente en Buenos Aires y adaptada para distintas cargas. Foto: Cortesía Lester Bikes

“Como tendré dos, tengo planeado adaptarlas para que pueda ir una persona que tal vez no tenga silla de ruedas pero tenga una condición que no le permita andar en bici y también le sirva”, sostuvo.

Amodio aseguró que también tenía intención de sumar otro tipo de bicis como los tándems -extendidas con más de un asiento y pedales- para incluir más personas en la actividad.

“Lo que me gustaría es que la persona a la que se la lleva en la bici y quien vaya de chofer no se conozcan, porque me parece que está bueno compartir un rato contigo, pasear y hablar. Y que se genere una conexión”, destacó.

Montevideo en bici
Aunque el diseñador está acostumbrado a Montevideo, reconoce que la capital uruguaya no es un lugar que sea muy amigable para los ciclistas. “Para la gente nueva que quiere animarse a andar en bici es una ciudad complicada, porque no hay infraestructura. Si bien hubo avances, me parece que se ha hecho sobre la marcha. Y no hay cosas muy bien pensadas”, destacó.
 
Arriba